Lista Oficial

10 curiosidades sobre Joan Miró

19 de Abril de 2017 - 11:02 | Valoración: 1790 puntos | Visitas: 738
10 curiosidades sobre Joan Miró
El 20 de abril nacía uno de los pintores más importantes de nuestro país: Joan Miró. El artista barcelonés es considerado uno de los máximos exponentes del surrealismo a nivel mundial.
  1. 1. "El hambre solo da buenas ideas"
    "El hambre solo da buenas ideas"
    Cuando Miró estaba empezando en el mundo artístico, sus padres veían con reticencia su profesión. El artista no quería que su familia lo ayudase económicamente pero tenía claro su futuro. Su estancia en París le ayudó a avanzar en su técnica y ganó algunas amistades (como la de Picasso), pero en muchas ocasiones se quedaba sin dinero. En esas ocasiones aprovechaba para pintar mucho, porque afirmaba que las alucinaciones que le provocaba el hambre le hacían explorar nuevos mundos en sus pinturas.
    250 pts Votar:
  2. 2. Hotel Terrace Plaza, Cincinnati
    Hotel Terrace Plaza, Cincinnati
    La creación del mural del Hotel Terrace Plaza de Cincinnati supuso un punto de inflexión en la carrera del artista. A partir de ahí, su fama se expandió rápidamente y comenzó a recibir múltiples reconocimientos en París y Barcelona.
    250 pts Votar:
  3. 3. Ernest Hemingway y "La Masía"
    Ernest Hemingway y "La Masía"
    Cuando Miró llegó a París, pronto trabó amistad con muchos personajes ilustres como André Massón o Ernest Hemingway. El escritor solía invitarlo a la librería Shakespeare & Company donde le presentó a Gertrude Stein, Joyce, John Dos Passos y Henry Miller. Miró pintó "La Masía", su cuadro más importante entre 1921 y 1922. Tras intentar que el marchante de Picasso (Rosenberg) lo vendiese y no lograrlo (el tratante incluso llegó a suerirle que cortase la tela en cachos para venderlo en piezas sueltas) Miró encontró un comprador: Evan Shipman. Sin embargo, en cuanto Hemingway vio el cuadro se quedó prendado y quiso adquirirlo. El poeta y el escritor se jugaron a los dados quien debía comprarlo. Hemingway fue el ganador y fue pidiendo dinero a sus amigos hasta lograr reunir los 3.500 francos que pedía Miró. Una vez comprado, el lienzo fue ondeando en un taxi hasta la casa del escritor. Una vez dentro se lo regaló a su mujer... de la que se divorciaría tiempo después. Tras la separación Ernest pidió que le dejase "La Masía" una temporada... y nunca se lo devolvió. Desde 1986 puede verse en la National Gallery de Washington.
    230 pts Votar:
  4. 4. Eliminó muchas de sus obras
    Eliminó muchas de sus obras
    En 1969 Miró pintó las ventanas del Colegio Oficial de Arquitectos de Cataluña, dos meses más tarde el mismo usaba una escoba mojada en disolvente y, con ayuda del personal de limpieza, eliminaba todo rastro de pintura que encontraba a su paso. Tiempo después sorprendía al mundo quemando varias de sus obras con fuego de colores. El arte de lo efímero y restar importancia al valor comercial de sus obras era su cometido.
    170 pts Votar:
  5. 5. Sangre de artista
    Sangre de artista
    El padre de Joan Miró trabajó de herrero, relojero y ofebre y su abuelo materno era ebanista.
    150 pts Votar:
  6. 6. Altamira como espejo
    Altamira como espejo
    Una de sus citas más famosas es "El arte lleva en decadencia desde la cueva de Altamira". De este modo afirmaba que cuanto más simple y reconocible fuese una obra, más mérito tendría su autor.
    150 pts Votar:
  7. 7. Max Ernst
    Max Ernst
    El pintor alemán y Joan Miró se hicieron amigos en París cuando ambos eran jóvenes. Miró quedó fascinado por la inteligencia de Ernst y le influyó mucho en su breve etapa de pintura figurativa y en sus collages. Compartieron muchas exposiciones, pero aún así, Miró tenía los cuadros de su estudio apoyados del revés contra la pared para que Ernst no pudiese verlos cuando lo visitaba y con el paso del tiempo se distanciaron. De hecho Ernst dijo de Miró que vivía recluido en su torre de marfil y el pintor catalán afirmaría que su colega alemán se había vuelto muy mundano.
    150 pts Votar:
  8. 8. Inocencia
    Inocencia
    Dicen que Joan Miró era muy inocente y creía todas las bromas que le gastaban. Esto llegaba a tal punto que en cierta ocasión le dijeron que si algún día no lograba conciliar el sueño era por el aura de luz que desprendía su cabeza y el pintor se lo creyó.
    150 pts Votar:
  9. 9. El cazador de estrellas
    El cazador de estrellas
    En cierta ocasión Miró acudió a la casa de Picasso en Cote d’Azur cerca de Niza. Tras llamar a la puerta, un hombre que trabajaba para Pablo Picasso le dijo que iba a ver si estaba en casa (respuesta típica que solía dar para no tener que interrumpir constantemente al artista con fotos y autógrafos). En cuanto le dijo a Picasso que Joan Miró le esperaba en la puerta, Picasso le dijo que Miró se quedaría a dormir, el hombre extrañado le preguntó a qué venía tanta hospitalidad repentina y el artista le contestó: “Somos muchos los pintores que perseguimos las estrellas del firmamento, pero el único que las ha atrapado es Joan Miró: el hombre al que usted hace esperar en la puerta”.
    150 pts Votar:
  10. 10. Surrealista reservado
    Surrealista reservado
    Joan Miró era un pintor surrealista, pero a diferencia de otros colegas como Dalí, él era muy reservado y discreto.
    140 pts Votar:

Ver puntuación actualizada


Agregar un ítem a esta lista
Para agregar un ítem es necesario ingresar con tu usuario.

Comentarios

Si quieres comentar con tu usuario debes ingresa aquí o registrarte primero, de lo contrario debes completar los siguientes datos:


 



Esta lista tiene 0 comentarios